Hace un tiempo esandra escribió un artículo sobre el precio del diseño web, cuánto cobrar o pagar por el diseño de una página web profesional. Le llegaron muchos mensajes de diseñadores web preguntándo cuál era el precio que tenían que cobrar por sus servicios, y su respuesta era siempre esta: depende. Depende de qué experiencia tengas, depende del lugar dónde vives, depende del tiempo de entrega.. pero sobre todo, depende de algo que está por encima de todo esto y es lo que va a definir tu precio.

Uno de los errores que tendemos a cometer todos es pensar siempre desde nuestra perspectiva. Lo que nosotros necesitamos, lo que nosotros queremos, lo que nosotros valemos. Pero en esto dejamos fuera de juego lo más importante: el otro. Lo que el otro espera, lo que el otro necesita, lo que el otro se lleva. Así, veíamos que lo más importante en el diseño web es despertar emociones que conecten con nuestro público objetivo. Y aquí, una vez hemos conseguido crear esta conexión y se nos pide un presupuesto, hemos de seguir yendo más allá de nosotros mismos.

Leer más